Nos encontramos en el centro de la ciudad, junto a la famosa iglesia de San Lorenzo, en la antigua calle Correo, hoy Alejandro Seiquer.